jue

11

jul

2013

El Tigre de Shotokan

 

 Existen dos explicaciones posibles para lo simbolizado en la figura del Tigre, que no se excluyen entre sí:

1. Histórica:

 La idea para el tigre habría venido de un artista japonés famoso, Hoan Kosugi, Presidente de un gremio de los artistas (Tabata Popular Club), círculo artístico frecuentado por muchas personalidades del mundo de la poesía y pintura de entonces, y quién fue una figura muy importante en el desarrollo de Shotokan karate-do en Japón. Fue Kosugi, y el maestro de judo Jigoro Kano, quienes animaron a O Sensei Gichin Funakoshi a enseñar Karate en Japón en la parte temprana de este siglo, cuando él llegó de Okinawa.

Tiempo después, Hoan Kosugi prometió a Shihan Funakoshi que si escribía un libro sobre el karate, él diseñaría un símbolo para la tapa del libro. Cuando Funakoshi escribió el libro, Kosugi produjo el ahora famoso tigre de Shotokan. El primer libro de Funakoshi sobre el karate, se escribió en 1922 "Ryukyu Kempo: Tode", editado por Bukyo-Sho. Se destruyeron las placas para ese libro en el fuego del Gran Terremoto de Kanto en septiembre de 1923. Después ese año, Funakoshi lanzó el libro de nuevo, esta vez bajo el nombre de Rentan Goshin Jutsu. Funakoshi siguió ese libro en el futuro con otra edición llamado Karate do Kyohan.

La idea de Kosugi para el tigre vino de la expresión, "Tora no Maki" que en tradición japonesa, es el documento oficial escrito de un arte o sistema que se usa como la fuente de referencia definitiva para ese arte particular. ("Tora" en japonés quiere decir tigre, y "Maki" significa rollo o enrollado). Debido a que no había sido nunca nada escrito sobre el Karate-do, Kosugi dijo a Shihan Funakoshi, que su libro era el Tora no Maki del Karate-do. Y, desde que tora también significa tigre, él lo diseñó, como

una representación del trabajo de Osensei. Inspirándose en una representación china de tigre esculpida sobre la piedra en Xi' An, diseñó un tigre para representar el arte enseñado por el M G. Funakoshi. El carácter arriba en el cuadrante nordeste del círculo es parte de la firma del artista: Hoan Kusugi. La irregularidad del círculo indica que fue hecho de un solo trazo.

Incluso hoy, si se saca la tapa del papel de Karatedo Kyohan, se encuentra que el tigre está en la hoja de oro en la tapa de tela azul de la edición inglesa.

2.- Explicación anecdótica:

Cuando Funakoshi era un hombre joven en Okinawa, en su pueblo de la casa de Shuri, caminaba a menudo al monte Torao, y entrenaba y meditaba entre los pinos. El monte Torao es una montaña muy estrecha, muy arbolada que, vista a la distancia, se parece una "cola de tigre"; el nombre Torao, de hecho, significa "cola de tigre".

En los últimos años de su vida el Shihan Funakoshi, hablaría a menudo de su tiempo en monte Torao, como un hombre joven, y recordaría la fresca brisa que soplaba de la montaña, con el olor de pinos llevado por él, y el sonido de los árboles susurrando como olas que rompen en la orilla del mar, y donde él habría ganado algunas de sus más grandes inspiraciones poéticas. Es por esto por lo que muchos piensan que Sensei Funakoshi escogió el tigre como símbolo. Él habría simbolizado dos aspectos de su arte: por un lado la fuerza y la potencia del tigre y por el otro la calma de la mente, condición que O Sensei G. Funakoshi encontraba escuchando "la onda del viento en los pinos del monte Torao"

0 comentarios

mar

09

jul

2013

BENEFICIOS DEL KARATE


El karate, como deporte, todavía es un gran desconocido ante la opinión pública. Sin embargo, nuestro país es actualmente de los mejores del mundo.

 

Según muchos de sus practicantes y consultados distintos médicos y psicólogos estas son algunas ventajas que se generan con su práctica habitual:


Ejercita la concentración. Proporciona técnicas de concentración que se pueden aplicar en la vida diaria, en los estudios, en el trabajo, en la vida privada. Enseña los secretos de la relajación y a aprovechar y optimizar la energía.


Facilita el desarrollo de los más jóvenes: Este deporte es uno de los pocos que desarrolla los dos hemisferios del cuerpo en la misma proporción. Ayuda a superar cualquier tipo de miedo, proporcionándoles a todos los niños una base eficaz para un correcto desarrollo.

 

Proporciona confianza y seguridad. El Karate enseña a fortalecer el cuerpo y permite sentirse más seguro de uno mismo. Además aporta la confianza necesaria para afrontar otros retos. Utiliza técnicas de control mental que pueden ayudar a superar debilidades.

 

Mejora el estado mental del individuo: El aprendizaje del Karate es progresivo y está adaptado a las limitaciones del cuerpo y la energía y enseña a administrarla. Cada persona siente cómo evoluciona de manera constante y alcanza flexibilidad, fortaleza y agilidad. Hace sentirse mejor, más activo y despierto que en la mayoría de los deportes.

 

Su riesgo de Lesiones no es elevado: El karate es uno de los deportes que menos lesiones genera respecto a otros, sean o no artes marciales; tal es el caso del alpinismo, el esquí, el baloncesto y el fútbol .Además, de las que genera, un 85% son insignificantes. Por otro lado, en la modalidad de Kumite o combate, no se aprecia una intencionalidad de causar daño al contrincante, ya que cada karateca es verdaderamente consciente del potencial de sus golpes.

 

Facilita el equilibrio personal del individuo: Los responsables federativos aseguran que una de las grandes ventajas que la práctica del Karate proporciona, es que permite un desarrollo constante y global, no sólo del estado físico, aportando fuerza, sino también el estado mental, facilitando el equilibrio personal.

 

Su práctica se puede iniciar a cualquier edad. En este deporte el único protagonista es la persona que hace el ejercicio pues ella se establece sus propias metas y va adaptando de manera progresiva y sin ningún tipo de peligro los ejercicios. Las metas se establecen de manera individual y no son ejercicios que supongan peligro para edades más elevadas, de hecho, en las federaciones hay gente practicando el deporte durante más de 35 años.

 

Logra la coordinación de todo el cuerpo. Su práctica implica una mezcla de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos y distribuye el ejercicio de manera uniforme por todas las articulaciones y músculos del cuerpo. Exige la armonía y coordinación de todo el cuerpo.

 

Muy recomendable como terapia ante algunas patologías. Así por ejemplo, se recomienda para personas con trastornos de agresividad, problemas de timidez, de lateralidad, para combatir la frustración, para facilitar las relaciones sociales...etc.

 

Un deporte que no es sexista, Desde muy jóvenes, la mujer se ha incorporado a este deporte. Su integración ha sido muy positiva y a nivel deportivo de élite los éxitos han sido notables.
 

Genera el máximo respeto sobre el rival: La imagen que ofrece el cine de este deporte, olvida una de sus máximas: el profundo respeto por el contrincante que todo karateka debe sentir. No es un deporte agresivo, sino todo lo contrario.

FUENTES:http://www.fkrm.es/BENEFICIOS%20DEL%20KARATE.htm

 

0 comentarios

lun

08

jul

2013

Los Cinturones de Grado y Danes

 

Los Cinturones de Grado y Danes

Pasar de un cinturón de color (kyu) a otro, fue ideado por el maestro Jigoro Kano (fundador del Judo).

El Karate también hizo suya esta forma de reconocer cierto grado-experiencia entre sus adeptos.

Los Cinturones de Grado en Karate expresan el nivel de conocimiento y destrezas adquiridos por los alumnos de un dojo de karate.

A medida que se va aprendiendo y adquiriendo destrezas el maestro estimula a los alumnos a presentarse al examen del cinturón o grado  superior. Si se aprueba se concederá un cinturón o grado superior al anterior es una manera de estimular al progreso de los alumnos del dojo. 

Los colores son:

Cinturón blanco, amarillo, naranja, verde, azul, marrón y negro.

Los Danes son del primero al décimo.



          Cinturón Negro
Cinturón Negro
como atar el cinturón
como atar el cinturón
ATAR EL CINTURÓN DE FORMA SENCILLA
Entrga de un cinturón negro.Momento importante para un karateka.
Entrga de un cinturón negro.Momento importante para un karateka.
FE. CASTILLA-LA MANCHA Normativa de Grados (2013)
FEDERACIÓN DE CASTILLA-LA MANCHA_Normati
Documento Adobe Acrobat 490.3 KB
0 comentarios

vie

05

jul

2013

20 REGLAS DEL MAESTRO FUNAKOSHI

 

El maestro Funakoshi ideó 20 reglas en beneficio de sus alumnos con la intención de que el Karate se perpetuara con toda su pureza.

El que se inicia en la práctica del Karate debe desarrollar al unísono su espíritu y su fuerza.

Contra la tendencia en nuestros días en que únicamente se pretende la evolución física.

Fue por lo que el maestro dictó estas reglas insistiendo constantemente en su importancia vital.

El maestro se limitó a comentarlas toda vez que estas reglas se explican por sí mismas a pesar que su procedencia se remonta a muchos siglos. Seguramente que desconocidas para muchos deberían ser inscritas en cada dojo y sobre todo seguidas por profesores y alumnos.

1.-EL KARATE EMPIEZA Y TERMINA CON REI.

“Rei” indica al mismo tiempo idea de cortesía de respeto al prójimo, de una actitud correcta de bienestar, etc.” Rei” es el dique contra la violencia . Sin el “Rei” el karateka que empieza a perder no tardara en convertirse en una vestía feroz. Es tan fuerte el espíritu del “Rei” que un karateka desprovisto de él esparce a su alrededor un hálito de cólera y de violencia perjudicial al espíritu del Karate, anulando los valores del karateka a la par que sus valores humanos. El “Rei” es una manifestación de respeto hacia el prójimo. El grado de comprensión que se tiene del Karate aparece en su propia actitud que se refleja en el “Rei “. Pero esto no es tan fácil. El “Rei” exterior es a menudo un barniz que desaparece de pronto en un combate. En ese momento lo que se piensa y lo que se siente es lo que realmente aparece, por ello el “Rei” exterior debe ir acompañado de un sincero respeto interior. En otras palabras, si el combate no se acompaña de un sentimiento de respeto hacia el adversario degenera en violencia lo que no puede aceptarse en Karate.

2.-NO UTILIZAR EL KARATE SIN MOTIVOS.

Uno de los grandes méritos de las artes marciales es inculcar la paciencia, la resistencia a sufrir al máximo antes de reaccionar. Un viejo adagio del Ken-jutsu dice : “la katana sale de su vaina solo en caso de necesidad”. Cuando ha llegado a este extremo es cuando debe utilizarse el Karate. El espíritu del bushido consiste en armarse de paciencia hasta límites extremos. En este momento hay que combatir con todas las fuerzas hasta alcanzar la victoria. El karateka debe mentalizarse de este espíritu y no dejarse llevar por la cólera, intentando probar su fuerza con un contrincante. Es más difícil dominarse siendo un buen karateka de ahí que la primera actitud debe ser la de Budo la segunda la del hombre disciplinado.

 3.-DEBE PRACTICARSE EL KARATE CON UN SENTIMIENTO DE JUSTICIA.

Sólo cuando se está en la verdad y se tiene razón es indispensable despejar la máxima energía. Este principio va ligado a un problema de conciencia. La fuerza interior no emerge sin un máximo de condición en lo que hacemos. Es vital estar armado de del “derecho” para que el coraje salga espontáneamente. Es así como el sentimiento de justicia y el Karate se armoniza y encuentran su correcta aplicación.

4.-ANTES DE CONOCER A LOS DEMAS, CONÓCETE A TI MISMO.

Indica que es necesario conocerse a si mismo desde el punto de vista de las propias reacciones, como el orgullo, la timidez, el grado de paciencia, la violencia natural, etc. Esto explica la dificultad de algunos principiantes de comprender el espíritu del Budo. Sabiendo evaluar las propias reacciones es lo que permite obrar en consecuencia, tratando únicamente de evaluar al adversario sin ser consciente de las propias reacciones, no puede conducir sino al fracaso en el combate.

5.- DE LA TECNICA NACE LA INTUICION.

Esto es desarrollar la intuición partiendo de una técnica perfecta. La verdadera intuición del peligro nace de la maestría progresiva que se adquiere en la práctica del Karate.

6.-NO DEJEIS VAGABUNDEAR VUESTRO ESPIRITU.

Pensad el lo que estás haciendo. Desgraciadamente tenemos la costumbre de realizar el entrenamiento en forma mecánica, permitiendo que nuestro espíritu “flote” por las nubes o bien absorbidos en los problemas diarios. Lo ideal en el Karate es entrenarse bien, sea en combate, kata, etc., forzando nuestro espíritu a vivir lo que estamos haciendo evitando que la repetición de movimientos idénticos provoque un automatismo psíquico lo que aprovecha el espíritu para escaparse. Hay que vigilar y estar atento disciplinando a nuestro espíritu comprobando el placer que experimentamos mientras practicamos Karate. Es este sentido positivo el que nos dará a conocer profundamente esta regla.

7.-EL FRACASO NACE DE LA NEGLIGENCIA.

La negligencia ha sido siempre el peor de los errores. ¿Cuántos Samuráis no perdieron la vida por haber cometido una simple negligencia?

8.- EL KARATE SOLO SE PRACTICA EN EL DOJO.

El objetivo del Karate es forjar el espíritu sano en un cuerpo victorioso. Más que un simple deporte el Karate a través de su práctica es una manera de ver la vida de sentirla y aprovecharla. Lo ideal es que el karateca haga de su vida un inmenso dojo en el que cada “golpe” tiene una razón que permite realizarse y progresar.

9.-LA PRACTICA DEL KARATE ES DE POR VIDA.

El aprendizaje del Karate en si mismo se realiza en algunos años. No obstante el Karate-Do es el camino la vida en la cual conviene penetrar y continuar avanzando a lo largo de toda la vida con el fin de conseguir la alegría de vivir. No es suficiente por lo tanto conocer los katas y realizar tres o cuatro años de práctica pensando que ya se es suficientemente fuerte. Pararse en este momento en que debe decidirse la continuidad sin relajación es un error. Tanto si es un karateka dotado de grandes cualidades como si no, no debe olvidarse que el Karate es un deporte de defensa personal y que el Karate-Do es un camino en que la practica sirve para consolidar en todos los planos de la vida.

10.-TRATAR LOS PROBLEMAS CON ESPIRITU DE KARATE.

Cuando se combate es necesario combatir con todas las fuerzas hasta la muerte. Este es el espíritu del Karate en que no hay límites prefijados en el aspecto único del combate. Al contrario es necesario conservar este espíritu y revestirse de él ardientemente, contra todas las dificultades de la vida. Para adquirir esta fuerza vital no solo del punto de vista del combate físico sino también en el plano moral es necesaria la perseverancia ya que una práctica asidua es indispensable. Pero no debe disminuir por el mero hecho de enfrentarse al menor de los problemas cotidianos que puedan presentarse.

11.-EL KARATE ES COMO EL AGUA HIRVIENDO.

El agua hirviendo permanece así porque se la tiene sometida a elevada temperatura de lo contrario se enfría. El ardor por la práctica del Karate debe mantenerse de una manera constante si no declina. El ardor cuando desaparece y se convierte en indiferencia hace del más fuerte un hombre débil. Acordarse de ello supone evitar la trampa del agua fría. Es por lo tanto de capital importancia avivar estas pasiones el karateka de una manera constante.

12.-NO ALIMENTEIS LA IDEA DE VENCER, PERO TAMPOCO LA DE SER VENCIDO.

Esta regla describe la idea del Budo ya que demuestra la actitud a adoptar durante el combate cuando es budoka igual que en la vida cuando se es simplemente un hombre “Aquel que jamás a perdido no sabe lo que es ganar”. Dice otra máxima. En otras palabras, querer ganar al precio que sea no es ciertamente la mejor manera de vencer o expresado de esta forma “el espíritu de la victoria a cualquier precio” es la mejor manera de conseguir numerosos enemigos por cuanto esta tendencia se capta muy fácilmente. No obstante, es indispensable tener en el fondo del corazón la convicción de no doblegarse jamás ante el enemigo. Sin esta convicción de acero se es fácil presa del temor y del orgullo. Bajo los efectos de la cólera, es fácil caer en la tentación de querer vencer a cualquier precio, más que permaneciendo calmado en sí mismo y el espíritu constante para no ser vencido a ningún precio.

13.-ADAPTAD LA ACTITUD EN FUNCION DE VUESTRO CONTRINCANTE.

Frente a un enemigo fuerte sed como el agua inaprehensibles. No huyáis jamás, sino esquivad con flexibilidad. Esta regla significa que es necesario saber adoptar una estrategia de acuerdo con las características del enemigo que nos ha tocado en suerte. La victoria depende de la capacidad de penetrar batiendo y frustrando al adversario en su propio terreno. Es por ello indispensable desarrollar la máxima capacidad que permita desenvolverse y moverse en función de las características del adversario que nos encara. La expresión “emplear la estrategia del agua”: el agua no exige dirección alguna, ya que el agua escurre adaptándose a la configuración del terreno: el agua sigue el curso natural del suelo. De esta forma puede llegar a todas partes. En el combate conviene adoptar la misma estrategia, es decir, seguir al contrario para poder atacarle en el preciso momento en que se descuida.

14.-EL SECRETO DEL COMBATE RESIDE EN EL ARTE DE DIRIGIRLO.

Esta regla es un poco consecuencia de la anterior. Resulta aun más importante en el caso de que el adversario sea el más fuerte. El único sistema de vencerle es conducir el combate de la manera que nos sea más favorable.

15.-QUE LAS MANOS Y LOS PIES GOLPEEN COMO UN SABLE.

Esta regla nos recuerda la necesidad de un lado de fortificar los miembros para que golpeen rápidamente y con eficacia, y de otro lado, en el combate utilizarlos como verdaderos cuchillos, más aún, hay que dar la sensación de que los miembros son verdaderas katanas y de que el golpe descargado a sido tremendamente eficaz. Es esta una verdad que todo budoka constata muchas veces cuando se entrena; es imprescindible estar dotado de un espíritu claro y de acero para utilizar las armas naturales, como katanas defensivas. Esta regla es igualmente un recuerdo preciso: la katana, lo mismo que las armas naturales, no deben ser utilizadas nada más que para defenderse.

16.- AL FRANQUEAR EL UMBRAL DE VUESTRAS CASAS, DIEZ MIL ENEMIGOS OS ESPERAN.

Se trata de un viejo proverbio del bushido. No significa que vayáis a ser atacado por diez mil enemigos en el momento de franquear el linde de vuestra casa, como se desprende literalmente de este dicho, sino que diez mil significa “muchos” enemigos, no son enemigos físicos, pero sí en cambio, que son adversarios más terribles aun. Se trata de la negligencia, la imprudencia y la indisciplina y de las palabras y pensamientos incontrolados que arruinan la vida. El bushido es una escuela de formación humana y busca la forma de combatir lo mismo loa enemigos exteriores que interiores. Por ello, no debe limitarse el Karate al combate físico, este no es más que un medio de vencer a otro adversario de mayor envergadura: uno mismo. Ambos enemigos deben ser combatidos con el mismo ardor. La verdadera victoria, no obstante, permanece en aquel que la a conseguido sobre sí mismo y solamente esta victoria será la que le llevará al más allá. El entrenamiento es el deporte. El combate real es el Karate. El combate contra sí mismo es el Karate-Do y el compendio, el todo de este arte marcial es el bushido.

17.- KAMAE, ES LA REGLA PARA EL PRINCIPIANTE, DESPUES SE PUEDE ADOPTAR UNA GUARDIA ESPONTANEA.

Kamae o posición de guardia existe en cada Budo es la postura base y la más eficaz. Los diversos kamaes han sido ideados hace mucho tiempo, y se han ido transmitiendo de maestros a discípulos en el decurso de los siglos, de ahí que sea bueno estudiarlas todas así como conocer sus variantes y dominarlas. Desde el punto de vista del Karate, no existe ningún Kamae especial. A simple vista parece que existe oposición a los dos enunciados “Kamae es la base” y la otra “no es preciso de ningún Kamae “, no está en el cuerpo sino en el espíritu, en otras palabras, el Kamae en el espíritu es la expresión que explica que es necesario tener cuidado de todo lo que nos rodea y que el Kamae como posición tiene menos importancia que la tensión atenta de nuestro espíritu.

18.- LOS KATAS DEBEN SER REALIZADOS CORRECTAMENTE EN EL COMBATE REAL SUS MOVIMIENTOS SE ADAPTAN A LAS CIRCUNSTANCIAS.

Los katas, fruto de una experiencia varias veces milenaria, simbolizan la tradición del Karate. Su práctica asidua y fiel es necesaria para adoptarlos y adquirir así el sentido del combate. El maestro Itosu, decía a este respecto: “El kata se hizo para ser practicado tal como es, a fin de que no sufra variación importante con el paso del tiempo”. En el combate, no obstante, es imposible defenderse y atacar con un orden preciso de ahí que los movimientos sean libres, conservando, eso sí, toda la pureza que existe en el kata.

19.-TRES FACTORES A CONSIDERAR: LA FUERZA, LA ENVERGADURA Y GRADO TECNICO.

Estos criterios se aplican, lo mismo en la ejecución de un kata, que en el combate real. Esta regla se aplica tanto a sí mismo con el adversario que nos ha tocado en suerte, y del cual es necesario considerar su envergadura, su fuerza física y la técnica en el combate y por lo que respecta así mismo, es necesario combatir en función de estos tres factores.

20.-PROFUNDIZAD EN VUESTRO PENSAMIENTO.

Han sido necesarias estas 19 reglas para llegar a este punto. Es sobre esta última recomendación espiritual que el maestro concluye el capítulo de las reglas del Karate para beneficio de todos los budokas. En efecto, en la medida que se ama a budo como un camino que debe recorrerse en esta vida, es necesario profundizar al máximo, sin tener en cuenta los años que hagan falta para ello cinco o seis años son suficientes para comprender el espíritu del budo en toda su profundidad. Los grandes maestros como Miyamoto Musashi, manifiestan que han precisado veinte años para alcanzar la vía. No es ciertamente necesario apresurarse, ya que los beneficios físicos y mentales de la práctica del Karate aparecen progresivamente al cabo de los años.

Estas son las reglas del Karate, cuyo espíritu revela la tradición del bushido. Si se saben aplicar en la práctica del Karate, nadie puede dudar que sus beneficiosos resultados aparecerán en muy poco tiempo.

 

0 comentarios